Amigas

El informático José Antonio fue enterrado vivo tras su falsa cita de Badoo por un grupo de ladrones

Web de encuentros 448370

Muchas personas experimentan una gran dificultad para encontrar pareja. El ser humano es un animal social por naturaleza, tenemos la necesidad innata de estar acompañados por otras personas y establecer vínculos sociales y afectivos. Así, aunque no todas las personas tienen las mismas necesidades afectivas, por lo general tendemos a buscar cariño. Se trata hasta cierto punto de una convención social, y en ocasiones incluso de una solución instrumental; en este sentido, no son raras las parejas que se forman por mera conveniencia, exista o no amor entre ellos.

Tiempos que cambian para el amor Cupido atrapado en la red 3. Los tiempos cambian para el amor y, a pesar de los objetivos de cada uno, muchas personas encuentran a su media naranja, pareja o 'revolcón' al otro lado de la cancel del móvil. Adiós a los chats, a los mails, y a las horas de ciber para chatear con aquella persona especial, que en la mayoría de las veces no salía de la dimensión 2D. Hay de todo. Piratas del amor Leonés de 30 años, se abrió el facción en Tinder por hacer la gracia cuando se lo pidieron sus amistades.

El hombre salió de su casa -situada en Getxo- y se dirigió aun Zaragoza, donde había quedado con una mujer. La había conocido a través de Badoo, una aplicación de citas. Pero el encuentro le costó la vida. La mujer le tendió una trampa y le esperó junto a otro hombre, quienes robaron y asesinaron a José Antonio. Los asaltantes transportaron su cuerpo en el Mercedes rojo del hombre, que trataron de expender a través de Milanuncios. Su eliminación ha destapado la existencia de un grupo criminal dedicado al robo que captaba a sus víctimas a través de esta aplicación de contactos y de una mujer que utilizaban como cebo.

Partamos de que buscamos un imposible. No tanto un animal mitológico, un unicornio, un perro de tres cabezas o un mono alado del que nos llegan ecos de la antigüedad empero al que nunca, ni en nuestras primeras fantasías infantiles, hemos barajado como real. Hace unos meses, una enamorado me contó que varias de sus amigas estaban usando Tinder y que estaban encantadas con el resultado. Aun ahí, nada relevante; a estas gloria no hay nada de especial en que la gente utilice las redes sociales para buscar pareja de forma explícita. Sin embargo, antes de que me diese tiempo a matizar, mi antigua amante respondió afirmativamente. Inicialmente yo me mostraba escéptico, tanto como en su momento me habría mostrado si alguien me hubiera definido Badoo como un Bakala para heteros. Precisamente sirviéndome de esa analogía, le expliqué mis reservas sobre que el uso de Tinder fuera similar al que mis amigos maricas hacían de Grindr. Le expliqué que ellos lo usaban para follar directamente. Y ella me respondió que sus amigas hacían lo mismo, también para follar directamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.